lunes, 17 de febrero de 2014

Mitos y verdades del uso de alfombras en tu salón




Si estas decorando el salón de tu casa, es posible que se te haya pasado por la cabeza la idea de colocar una alfombra en el centro de la estancia. Sin embargo habrás escuchado consejos de tus amigos y familiares acerca del uso de alfombras y sus desventajas. Y es que mucha gente tiene una idea un tanto equivocada de estos elementos. Por eso, hoy queremos desmontar los principales mitos sobre las alfombras.

Mito: Son un foco de alergias

Si nuestros hijos tienen alergia al polvo, a priori podría parecer que una alfombra es un elemento perjudicial para ellos dado que el polvo de adhiere a su superficie y puede ser difícil de eliminar si se acumula.  

Realidad: Si se limpia adecuadamente estos problemas no son reales. Para ello, la solución es similar a la que ya hemos visto en otras ocasiones. Primero debes pasar el aspirador al menos una vez por semana. Además debes eliminar tanta humedad como te sea posible y por último desde pasar un limpiador a vapor cada cierto tiempo. 

Mito: Molestan para mover muebles

En muchas ocasiones tenemos problemas para mover sillas en el comedor. Esto ocurre generalmente cuando hemos escogido una alfombra demasiado pequeña y estos se atoran.

Realidad: La realidad es bien diferente, la solución pasa por escoger una alfombra que sobrepase la superficie principal del salón para que actúe como un segundo suelo.


Son complicadas de limpiar

Como todas las superficies un tanto especiales, las alfombras tienen fama de ser difíciles de limpiar, especialmente cuando hablamos de manchas líquidas.

Realidad: Todo tiene su truco, la limpieza de alfombras también. El detergente, la sal y la aspiradora son nuestras amigas para esta limpieza.  En otra ocasión veremos cómo hacerlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...